Índice de artículos

CAPITULO IX

EL COMITÉ ESCOLAR DE CONVIVENCIA

 

Creado por la ley no 1620 de 15 de marzo de 2013, “Por la cual se crea el sistema nacional de convivencia escolar y formación para el ejercicio de los derechos humanos, la educación para la sexualidad y la prevención y mitigación de la violencia escolar” y reglamentado por el DECRETO 1965 DE 2013.

 

Este comité está atravesado por el principio Salvatoriano. “La defensa de la vida en todas sus manifestaciones.”

 

Artículo 104. CONFORMACIÓN DEL COMITÉ ESCOLAR DE CONVIVENCIA.

 

El comité escolar de convivencia estará conformado por:

El ( la) Rectora del establecimiento educativo.

El (la) psicólogo (a)

El coordinador del respectivo nivel o de Convivencia.

El docente jefe del área de evangelización, ética y valores promotores de la “defensa de la vida en todas sus manifestaciones”.

El Director de grupo, cuando se trate de casos particulares de estudiantes del curso respectivo.

Docente, Líder del proyecto de bienestar estudiantil.

El docente del área de ciencias naturales que lidere procesos o estrategias de convivencia escolar.

El personero estudiantil.

El presidente del consejo de estudiantes.

El presidente del consejo de padres de familia.

 

 

Parágrafo 1.  El docente de ciencias puede ser remplazado por otro que lidere proyectos de convivencia, a juicio de la Rectora.

 

Artículo 105. PRESIDENTE DEL COMITÉ ESCOLAR DE CONVIVENCIA.

 

La Rectora será la presidente del comité escolar de convivencia. En ausencia del Rector, asumirá el docente que lidera procesos o estrategias de convivencia y que hace parte del respectivo comité.

 

Artículo 106. FUNCIONES DEL COMITÉ ESCOLAR DE CONVIVENCIA.

 

(Cfr. Artículo 13 Ley 1620 de 2013) Son funciones del comité:

 

Identificar, documentar, analizar y resolver los conflictos que se presenten entre docentes y estudiantes; directivos y estudiantes y entre estudiantes.

Liderar en los establecimientos educativos acciones que fomenten la convivencia, la construcción de ciudadanía, el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos y la prevención y mitigación de la violencia escolar entre los miembros de la comunidad educativa.

Promover la vinculación de los establecimientos educativos a estrategias, programas y actividades de convivencia y construcción de ciudadanía que se adelanten en la región y que respondan a las necesidades de su comunidad educativa.

Convocar a un espacio de conciliación para la resolución de situaciones conflictivas que afecten la convivencia escolar, por solicitud de cualquiera de los miembros de la comunidad educativa o de oficio, cuando se estime conveniente en procura de evitar perjuicios irremediables. El estudiante estará acompañado por el padre, madre de familia, acudiente o un compañero del establecimiento educativo.

Activar la Ruta de Atención Integral para la Convivencia Escolar definida en el artículo 29 de la ley no 1620 de 15 de marzo de 2013, frente a situaciones específicas de conflicto, de acoso escolar, frente a las conductas de alto riesgo de violencia escolar o de vulneración de derechos sexuales y reproductivos que no pueden ser resueltos por este comité de acuerdo con lo establecido en el manual de convivencia, porque trascienden del ámbito escolar, y revistan las características de la comisión de una conducta punible, razón por la cual deben ser atendidos por otras instancias o autoridades que hacen parte de la estructura del Sistema y de la Ruta.

Liderar el desarrollo de estrategias e instrumentos destinados a promover y evaluar la convivencia escolar, el ejercicio de los derechos humanos sexuales y reproductivos.

Hacer seguimiento al cumplimiento de las disposiciones establecidas en el manual de convivencia, y presentar informes a la respectiva instancia que hace parte de la estructura del Sistema Nacional De Convivencia Escolar y Formación para los Derechos Humanos, la Educación para la Sexualidad y la Prevención y Mitigación de la Violencia Escolar, de los casos o situaciones que haya conocido el comité.

Proponer, analizar y viabilizar estrategias pedagógicas que permitan la flexibilización del modelo pedagógico y la articulación de diferentes áreas de estudio que lean el contexto educativo y su pertinencia en la comunidad para determinar más y mejores maneras de relacionarse en la construcción de la ciudadanía

Darse su propio reglamento.

 

Artículo 107. REGLAMENTO DEL COMITÉ ESCOLAR DE CONVIENCIA.

 

En la primera reunión del año lectivo, el comité elabora su propio reglamento. Las reuniones son convocadas por la Rectora.

 

El comité escolar de convivencia sesionará ordinariamente una vez al periodo, y extraordinariamente, cuando las circunstancias lo ameriten.

secretaria del comité (cfr.art.10 del decreto 1965)..

Las reuniones ordinarias, se llevarán a cabo según lo agendado.

Vía web y/ o la agenda, como medios de comunicación oficiales del colegio, serán los medios utilizados para convocar a reuniones extraordinarias.

Ausencias. Si falta un miembro a una determinada reunión, éste asume las decisiones que en ella se tomen.

Permanencia en el comité ante las ausencias. Si un integrante falta a dos reuniones consecutivas sin excusa justificable, a juicio de la Rectora, pierde el derecho a continuar en el comité y será remplazado por un par de su misma competencia.

Quórum. Con la mitad más uno de sus miembros, se declara Quórum para decidir.

 

Artículo 108. PROGRAMAS Y PROYECTOS PEDAGÓGICOS QUE APOYA EL COMITÉ.

 

El establecimiento educativo desarrolla los siguientes proyectos pedagógicos en todos los niveles, en cuya gestión y formulación participan docentes de todas las áreas y grados, así como otros actores de la comunidad educativa, que, sin una asignatura específica, responden a la proyección en la comunidad educativa de los objetivos del SISTEMA DE CONVIVENCIA ESCOLAR y hacen parte del proyecto educativo institucional:

 

El proyecto de vida, liderado por psicología y ejecutado con el apoyo de Coordinación de Convivencia.

Plan de riesgos escolares

Proyecto de Convivencias liderado por el área de evangelización

Proyecto ambiental y defensa de la vida. Liderado por el área de ciencias naturales.

Proyecto de sanidad liderado por Bienestar.

Proyecto de escuela de padres, liderado por la Psico orientadora.

Proyecto de seguridad vial liderado por coordinación de convivencia.

 

Cada proyecto desde su competencia y naturaleza, tiene como referente, los objetivos del comité de convivencia escolar, además de sus sesiones específicas, adelantará campañas que involucren a toda la comunidad educativa.

 

Parágrafo.El Consejo de padres, y la Asociación de padres de familia, apoyarán estos proyectos.

 

Artículo 109. COMPONENTES DE LA RUTA DE ATENCIÓN INTEGRAL PARA LA CONVIVENCIA ESCOLAR:

 

ACCIONES DEL COMPONENTE DE PROMOCIÓN. El colegio promueve políticas institucionales que se concentran en el fomento de la convivencia y en el mejoramiento del clima escolar, con el fin de generar un entorno para el ejercicio real y efectivo de los derechos humanos, sexuales y reproductivos en los términos establecidos en la Ley 1620 de 2013.

 

El Comité de convivencia escolar adelanta las siguientes acciones:

 

Liderar los ajustes del Manual de Convivencia conforme a lo establecido en el artículo 21 de la Ley 1620 de 2013 y en el Título 111 del presente Decreto. Octubre, de 2013 a febrero de 2014.

Proponer políticas institucionales que favorezcan el bienestar individual y colectivo, que puedan ser desarrolladas en el marco del Proyecto Educativo Institucional –PEI.

Liderar el desarrollo de iniciativas de formación de la comunidad educativa en temáticas tales como derechos humanos, sexuales y reproductivos, sexualidad, competencias ciudadanas, desarrollo infantil y adolescente, convivencia, mediación y conciliación, para fortalecer el sistema Nacional de Convivencia Escolar.

Fortalecer la implementación y evaluación de proyectos pedagógicos de educación para la sexualidad y construcción de ciudadanía desde preescolar que correspondan a las particularidades socioculturales del contexto en el que se encuentra el establecimiento educativo.

Garantizar el derecho que tienen niños, niñas y adolescentes de recibir información fundamentada en evidencia científica con el fin de que progresivamente vayan desarrollando las competencias que facilitan la toma de decisiones autónomas frente a la sexualidad y la realización de proyectos de vida.

Articular el diseño, implementación, seguimiento y evaluación de proyectos para el desarrollo de competencias ciudadanas orientados a fortalecer un clima escolar y de aula positivos que aborden como mínimo temáticas relacionadas con la clarificación de normas, la definición de estrategias para la toma de decisiones, la concertación y la negociación de intereses y objetivos, el ejercicio de habilidades comunicativas, emocionales y cognitivas a favor de la convivencia escolar, entre otros.

Generar mecanismos y herramientas para que el desarrollo de competencias ciudadanas y la formación para el ejercicio de los Derechos Humanos, sexuales y reproductivos se lleve a cabo de manera transversal en todas las áreas obligatorias y fundamentales del conocimiento y de la formación establecidas en el Proyecto Educativo Institucional.

 

Artículo 110. ACCIONES DEL COMPONENTE DE PREVENCIÓN.

 

“Se consideran acciones de prevención las que buscan intervenir oportunamente en los comportamientos que podrían afectar la realización efectiva de los Derechos Humanos, sexuales y reproductivos en el contexto escolar, con el fin de evitar que se constituyan en patrones de interacción que alteren la convivencia de los miembros de la comunidad educativa.

Hacen parte de las acciones de prevención:

La identificación de los riesgos de ocurrencia de las situaciones más comunes que afectan la convivencia escolar a partir de las particularidades del clima escolar y del análisis de las características familiares, sociales, políticas, económicas y culturales externas, que inciden en las relaciones interpersonales de la comunidad educativa, de acuerdo con lo establecido en el numeral 5 del artículo 17 de la Ley 1620 de 2013.

El fortalecimiento de las acciones que contribuyan a la mitigación de las situaciones que afectan la convivencia escolar y el ejercicio de los Derechos Humanos, sexuales y reproductivos; identificadas a partir de las particularidades de la comunidad educativa.

El diseño de protocolos para la atención oportuna e integral de las situaciones más comunes que afectan la convivencia escolar y el ejercicio de los Derechos Humanos, sexuales y reproductivos.

Los comités que conforman el Sistema Nacional de Convivencia Escolar, en el ámbito de sus competencias y a partir de la información generada por el Sistema Unificado de Convivencia Escolar y otras fuentes de información, armonizarán y articularán las políticas, estrategias y métodos; y garantizarán su implementación, operación y desarrollo dentro del marco de la Constitución y la ley; revisión de las políticas; la actualización y ajuste permanente de los manuales de convivencia, de los programas educativos institucionales y de los protocolos de la Ruta de Atención Integral, por parte de las entidades que conforman el Sistema Nacional de Convivencia Escolar.”

 

Artículo 111. ACCIONES DEL COMPONENTE DE ATENCIÓN.

“Se consideran acciones de atención aquellas que permitan asistir a los miembros de la comunidad educativa frente a las situaciones que afectan la convivencia escolar, mediante la implementación y aplicación de los protocolos internos de los establecimientos educativos y la activación cuando fuere necesario, de los protocolos de atención que para el efecto se tengan implementados por parte de los demás actores que integran el Sistema Nacional de Convivencia Escolar en el ámbito de su competencia.”

 

Hacen parte de las acciones de atención:

Información pertinente a los padres de familia.

Remisión a sicología.

Remisión a una entidad competente según sea el caso.

Asumir el tratamiento necesario a juicio de la entidad competente o del comité escolar de convivencia.

Reparar daños y prejuicios a que diera lugar.

 

Artículo 112. ACCIONES DEL COMPONENTE DE SEGUIMIENTO.

Concertación de compromisos.

Verificación periódica, de cumplimiento de metas, este seguimiento será acordado en reunión interdisciplinaria del comité escolar de convivencia.

Cierre de casos.

Parágrafo. Tanto las acciones del componente de atención como de seguimiento deben ir registradas en el observador del estudiante.

 

Artículo 113. RUTA DE ATENCIÓN PARA EL BULLYING Y/O CIBERBULLYING.

 Objetivo: Definir los procesos y los protocolos que deberá seguir la institución para la promoción de la sana convivencia, la prevención, atención y seguimiento de los casos de faltas muy graves, acoso de Bullying o matoneo en las diferentes situaciones que afectan la convivencia escolar.

 

Clasificación de las situaciones. Las situaciones que afectan la convivencia escolar y el ejercicio de los Derechos Humanos, sexuales y reproductivos, se clasifican en tres tipos:

 

SITUACIONES TIPO I.

Corresponden a este tipo los conflictos manejados inadecuadamente y aquellas situaciones esporádicas que inciden negativamente en el clima escolar, y que en ningún caso generan daños al cuerpo o a la salud.

La ruta de atención a situaciones de tipo I:

Mediar de manera pedagógica con las personas involucradas.

Fijar normas de solución de manera imparcial, equitativa y justa y acciones para la reparación de los daños causados el restablecimiento de los derechos y la reconciliación.

Establecer compromisos y hacer seguimiento.

 

Artículo 114. SITUACIONES TIPO II. 

Corresponden a este tipo las situaciones de agresión escolar, acoso escolar (Bullying) y Ciberacoso (Cyberbullying), que no revistan las características de la comisión de un delito y que cumplan con cualquiera de las siguientes características:

 Que se presenten de manera repetida o sistemática.

Que causen daños al cuerpo o a la salud sin generar incapacidad alguna para cualquiera de los involucrados.

 La ruta de atención a situaciones de tipo II:

 Brindar atención inmediata en salud física y mental a los afectados

Remitir la situación a las instancias administrativas cuando se requieran medidas de restablecimiento de derechos

Adoptar medidas de protección para los involucrados para evitar posibles acciones en su contra

Informar de manera inmediata a los padres o acudientes.

Generar espacios para exponer y precisar lo acontecido.

Determinar acciones restaurativas para la reparación de los daños causados, el restablecimiento de los derechos y la reconciliación

Realizar el reporte en el sistema de información unificado de convivencia escolar

El comité escolar de convivencia realizará el análisis de casos y seguimiento de las soluciones.

 

Artículo 115. SITUACIONES TIPO III.

 Corresponden a este tipo las situaciones de agresión escolar que sean constitutivas de presuntos delitos contra la libertad, integridad y formación sexual, referidos en el Título IV del Libro II de la Ley 599 de 2000, o cuando constituyen cualquier otro delito establecido en la Ley penal colombiana vigente.

La ruta de atención a situaciones de tipo III: Son de reporte inmediato a fiscalía:

Brindar atención inmediata en salud física y mental a los afectados.

Informar de manera inmediata a los padres o acudientes.

Información de la situación a la Policía Nacional (Policía de infancia y adolescencia).

Citar a los integrantes del comité escolar de convivencia y ponerlos en conocimiento del caso.

Adoptar las medidas propias para proteger a la víctima a quien se le atribuye la agresión y a las personas que hayan informado o hagan parte de la situación presentada.

Realizar el reporte en el sistema de información unificado de convivencia escolar.

Realizar el seguimiento por parte del comité escolar de convivencia de la autoridad que asuma el conocimiento y del comité municipal, distrital o departamental de convivencia escolar que ejerce jurisdicción sobre el establecimiento educativo.

 

Artículo 116. PROTOCOLOS DE LA RUTA DE ATENCIÓN INTEGRAL PARA LA CONVIVENCIA ESCOLAR.

1   Identificación de situaciones que afectan la convivencia por acoso o violencia escolar.

2   Remisión al Comité Escolar de Convivencia, para su documentación, análisis y atención a partir de la aplicación del manual de convivencia.

3   Activación de Protocolos y procedimientos de la ruta de atención integral que considera como mínimo los siguientes postulados:

La puesta en conocimiento de los hechos por parte de las directivas, docentes y estudiantes involucrados.

El conocimiento de los hechos a los padres de familia o acudientes de las víctimas y de los generadores de los hechos violentos.

Buscar las alternativas de solución frente a los hechos presentados procurando encontrar espacios de conciliación, cuando proceda, garantizando el debido proceso.

Garantizar la atención integral y el seguimiento pertinente para cada caso.

Hacer el seguimiento pertinente, consciente y responsablemente.

 

Artículo 117. SITUACIONES DE ALTO RIESGO. 

Una vez agotada esta instancia, las situaciones de alto riesgo de violencia escolar o vulneración de derechos, sexuales y reproductivos de niños, niñas y adolescentes que no puedan ser resueltas por las vías que establece el manual de convivencia y se requiera de la intervención de otras entidades o instancias, serán trasladadas por el rector de la institución, de conformidad con las decisiones del Comité Escolar de Convivencia, al ICBF, la Comisaría de Familia, la Personería Municipal o Distrital o a la Policía de Infancia y Adolescencia, o a otra instancia, según corresponda. 

PARÁGRAFO. Los postulados, procesos, protocolos, estrategias y mecanismos de la Ruta de Atención Integral se fijan de acuerdo con el DECRETO 1965 DEL 11 DE SEPTIEMBRE DE 2013.

 

Artículo 118. GARANTÍA DE DERECHOS Y APLICACIÓN DE PRINCIPIOS.

En todas las acciones que se realicen en el marco de los diversos componentes de la Ruta de Atención Integral para la Convivencia Escolar, debe garantizarse la aplicación de los principios orientadores en la aplicación de procesos disciplinarios, definidos en este manual. 

Protección integral, incluyendo el derecho a no ser re victimizado.

El interés superior de los niños, las niñas y los adolescentes.

 La prevalencia de los derechos.

 La corresponsabilidad.

 La exigibilidad de los derechos.

 La perspectiva de género.

 Los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes de los grupos étnicos.

 El principio de proporcionalidad en las medidas adoptadas en las situaciones que afecten la convivencia.

 La protección de datos contenida en la Constitución, los tratados internacionales y la Ley 1581 de 2012.

 

PROTOCOLOS: Finalidad, contenido y aplicación. Los protocolos están orientados a fijar los procedimientos necesarios para asistir oportunamente a la comunidad educativa frente a las situaciones que afectan la convivencia escolar y el ejercicio de los Derechos Humanos, sexuales y reproductivos.

 

Artículo 119. PROTOCOLO PARA LA ATENCIÓN DE SITUACIONES TIPO I. 

Forma de iniciación, la recepción y radicación de las quejas o informaciones sobre situaciones que afectan la convivencia escolar y el ejercicio de los Derechos Humanos, sexuales y reproductivos, se da verbal o por escrito, por la persona que detecte la situación, ante la respectiva directora de grupo. Se insistirá en esta instancia en el ejercicio de los valores de solidaridad, justicia, la defensa de la Vida, la verdad, Honestidad y responsabilidad.

Reunir inmediatamente a las partes involucradas en el conflicto y mediar de manera pedagógica para que éstas expongan sus puntos de vista en un ambiente de libertad y respeto y busquen la reparación de los daños causados, el restablecimiento de los derechos y la reconciliación dentro de un clima de relaciones constructivas en el establecimiento educativo.

Fijar la forma de solución de manera imparcial, equitativa y justa, encaminada a buscar la reparación de los daños causados, el restablecimiento de los derechos y la reconciliación dentro de un clima de relaciones constructivas en el grupo involucrado o en el establecimiento educativo. serán de carácter persuasivo, formativo Incluyendo entre ellas los mecanismos pedagógicos para tomar estas situaciones como oportunidades para el aprendizaje y la práctica de competencias ciudadanas de la comunidad educativa. Actuación de la cual se dejará constancia.

Solo cuando las circunstancias, en el marco de este manual, lo ameriten, tendrán sanciones correctivas.

Las consecuencias aplicables, en cada caso, obedecen a los principios de proporcionalidad entre la situación y las medidas adoptadas, y deben estar en concordancia con la Constitución, los tratados internacionales, la ley y este manual.

Realizar seguimiento del caso y de los compromisos a fin de verificar si la solución fue efectiva o si se requiere acudir a otro protocolo.

Parágrafo 1. El colegio garantiza el derecho a la intimidad y a la confidencialidad de los documentos en medio físico o electrónico, así como de las informaciones suministradas por las personas que intervengan en las actuaciones y de toda la información que se genere dentro de las mismas, en los términos establecidos en la Constitución Política, los tratados internacionales, en la Ley 1098 de 2006, en la Ley Estatutaria 1581 de 2012, en el Decreto 1377 de 2013 y demás normas aplicables a la materia. Para tal fin, estos documentos reposarán en un lugar seguro definido por la Rectora.

Parágrafo 2. El Colegio garantiza la protección a quien informe sobre la ocurrencia de situaciones que afecten la convivencia escolar y el ejercicio de los Derechos Humanos, sexuales y reproductivos, de posibles acciones en su contra, mediante la reserva de los nombres de las personas implicadas. Y otras acciones que en su momento sean requeridas.

Parágrafo 3. Los estudiantes que hayan sido capacitados como mediadores o conciliadores escolares podrán participar en el manejo de estos casos.

Parágrafo 4. La aplicación de los protocolos tendrá lugar frente a las situaciones que se presenten de estudiantes hacia otros miembros de la comunidad educativa, o de otros miembros de la comunidad educativa hacia estudiantes.

 

Artículo 120. PROTOCOLO PARA LA ATENCIÓN DE SITUACIONES TIPO II. PROCEDIMIENTO.

Informar de manera inmediata a los padres, madres o acudientes de todos los estudiantes involucrados, actuación de la cual se dejará constancia.

En casos de daño al cuerpo o a la salud, garantizar la atención inmediata en salud física y mental de los involucrados, mediante la remisión a las entidades competentes, actuación de la cual se dejará constancia.

Adoptar las medidas para proteger a los involucrados en la situación de posibles acciones en su contra, actuación de la cual se dejará constancia.

Generar espacios en los que las partes involucradas y los padres, madres o acudientes de los estudiantes, puedan exponer y precisar lo acontecido, preservando, en cualquier caso, el derecho a la intimidad, confidencialidad y demás derechos.

La Rectora, informará a los demás integrantes de este Comité, sobre la situación ocurrida y las medidas adoptadas.

Determinar las acciones restaurativas que busquen la reparación de los daños causados, el restablecimiento de los derechos y la reconciliación dentro de un clima de relaciones constructivas en el establecimiento educativo; así como las consecuencias aplicables a quienes han promovido, contribuido o participado en la situación reportada.

El Comité realizará el análisis y seguimiento, a fin de verificar si la solución fue efectiva o si se requiere acudir al protocolo consagrado en el artículo 44 del presente Decreto.

El Comité Escolar de Convivencia dejará constancia en acta de todo lo ocurrido y de las decisiones adoptadas, la cual será suscrita por todos los integrantes e intervinientes.

La Rectora reportará la información del caso al aplicativo que para el efecto se haya implementado en el Sistema de Información Unificado de Convivencia Escolar.

 

Parágrafo. Cuando el Comité Escolar de Convivencia adopte como acciones o medidas la remisión de la situación al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para el restablecimiento de derechos, o al Sistema de Seguridad Social para la atención en salud integral, estas entidades cumplirán con lo dispuesto en el artículo 45 del decreto 1965 de 2013.

Artículo 121. PROTOCOLO PARA LA ATENCIÓN DE SITUACIONES TIPO III. PROCEDIMIENTO.

En casos de daño al cuerpo o a la salud, garantizar la atención inmediata en salud física y mental de los involucrados, mediante la remisión a las entidades competentes, actuación de la cual se dejará constancia.

Informar de manera inmediata a los padres, madres o acudientes de todos los estudiantes involucrados, actuación de la cual se dejará constancia.

La Rectora, de manera inmediata y por el medio más expedito, pondrá la situación en conocimiento de la Policía Nacional.

Se citará a los integrantes del Comité Escolar de Convivencia. De la citación se dejará constancia.

La Rectora en su calidad presidenta del Comité Escolar de Convivencia informará a los participantes en el comité, de los hechos que dieron lugar a la convocatoria, guardando reserva de aquella información que puedan atentar contra el derecho a la intimidad y confidencialidad de las partes involucradas, así como del reporte realizado ante la autoridad competente.

Adoptará, de manera inmediata, las medidas propias del establecimiento educativo, tendientes a proteger dentro del ámbito de sus competencias a la víctima, a quien se le atribuye la agresión y a las personas que hayan informado o hagan parte de la situación presentada, actuación de la cual se dejará constancia.

El Presidente del Comité Escolar de Convivencia reportará la información del caso al aplicativo que para el efecto se haya implementado en el Sistema de Información Unificado de Convivencia Escolar.

Los casos sometidos a este protocolo serán objeto de seguimiento por parte del Comité Escolar de Convivencia, de la autoridad que asuma el conocimiento y del Comité municipal, distrital o departamental de Convivencia Escolar que ejerza jurisdicción sobre el establecimiento educativo en el cual se presentó el hecho.

 

Parágrafo 1.  Si en cualquiera de las situaciones a las que hace referencia el artículo 40 del  Decreto del decreto 1965 de 2013 se evidencia una vulneración de los derechos de los niños, niñas y adolescentes involucrados en el hecho, la Rectora, en su calidad de   Presidenta del Comité Escolar de Convivencia deberá poner la situación en conocimiento de la autoridad administrativa competente con los soportes de las acciones previas adelantadas, para que éstas, después de la verificación pertinente, adopten las medidas a que haya lugar, conforme a lo dispuesto en el artículo 50 y siguientes de la Ley 1098 de 2006. Lo anterior, sin perjuicio de que el establecimiento educativo continúe con el procedimiento necesario para restablecer el clima escolar.

Parágrafo 2. Para las situaciones constitutivas de presuntos delitos por parte de menores o mayores de edad, las investigaciones, interrogatorios y demás actuaciones serán adelantados por las autoridades y órganos especializados del sistema de responsabilidad penal de menores o de adultos, según se trate, a fin de evitar vulneración de derechos fundamentales de los involucrados y de incurrir en extralimitación de funciones.

 

Artículo 122. ACTIVACIÓN DE LOS PROTOCOLOS DE OTRAS ENTIDADES.

De acuerdo a la reglamentación del decreto 1965 de 2013 el Rector deberá activar los protocolos correspondientes a otras autoridades.

 

Artículo 123. ATENCIÓN EN SALUD MENTAL.

La atención en Salud Mental a los niños, niñas, adolescentes y las familias afectadas por la violencia escolar o vulneración de derechos sexuales y reproductivos, será prioritaria con base en el Plan Obligatorio de Salud, en el marco del Sistema General de Seguridad Social en Salud.

 

Artículo 124. DEFINICIONES.

Para efectos del presente Decreto se entiende por:

Conflictos. Son situaciones que se caracterizan porque hay una incompatibilidad real o percibida entre una o varias personas frente a sus intereses.

Conflictos manejados inadecuadamente. Son situaciones en las que los conflictos no son resueltos de manera constructiva y dan lugar a hechos que afectan la convivencia escolar, como altercados, enfrentamientos o riñas entre dos o más miembros de la comunidad educativa de los cuales por lo menos un estudiante y siempre y cuando no exista una afectación al cuerpo o a la salud de cualquiera de los involucrados.

Agresión escolar. Es toda acción realizada por uno o varios integrantes de la comunidad educativa que busca afectar negativamente a otros miembros de la comunidad educativa, de los cuales por lo menos uno es estudiante. La agresión escolar puede ser física, verbal, gestual, relacional y electrónica.

Agresión física. Es toda acción que tenga como finalidad causar daño al cuerpo o a la salud de otra persona. Incluye puñetazos, patadas, empujones, cachetadas, mordiscos, rasguños, pellizcos, jalón de pelo, entre otras.

Agresión verbal. Es toda acción que busque con las palabras degradar, humillar, atemorizar, descalificar a otros. Incluye insultos, apodos ofensivos, burlas y amenazas.

Agresión gestual. Es toda acción que busque con los gestos degradar, humillar, atemorizar o descalificar a otros.

Agresión relacional. Es toda acción que busque afectar negativamente las relaciones que otros tienen. Incluye excluir de grupos, aislar deliberadamente y difundir rumores o secretos buscando afectar negativamente el estatus o imagen que tiene la persona frente a otros.

Agresión electrónica. Es toda acción que busque afectar negativamente a otros a través de medios electrónicos. Incluye la divulgación de fotos o videos íntimos o humillantes en Internet, realizar comentarios insultantes u ofensivos sobre otros a través de redes sociales y enviar correos electrónicos o mensajes de texto insultantes u ofensivos, tanto de manera anónima como cuando se revela la identidad de quien los envía dentro de la jornada escolar.

 

Acoso escolar (Bullying). De acuerdo con el artículo 2 de la Ley 1620 de 2013, es toda conducta negativa, intencional metódica y sistemática de agresión, intimidación, humillación, ridiculización, difamación, coacción, aislamiento deliberado, amenaza o incitación a la violencia o cualquier forma de maltrato psicológico, verbal, físico o por medios electrónicos contra un niño, niña o adolescente, por parte de un estudiante o varios de sus pares con quienes mantiene una relación de poder asimétrica, que se presenta de forma reiterada o a lo largo de un tiempo determinado. También puede ocurrir por parte de docentes contra estudiantes, o por parte de estudiantes contra docentes, ante la indiferencia o complicidad de su entorno.

Ciberacoso escolar (Cyberbullying). De acuerdo con el artículo 2 de la Ley 1620 de 2013, es toda forma de intimidación con uso deliberado de tecnologías de información (Internet, redes sociales virtuales, telefonía móvil y video juegos online) para ejercer maltrato psicológico y continuado. 

Violencia sexual. De acuerdo con lo establecido en el artículo 2 de la Ley 1146 de 2007, “se entiende por violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes todo acto o comportamiento de tipo sexual ejercido sobre un niño, niña o adolescente, utilizando la fuerza o cualquier forma de coerción física, psicológica o emocional, aprovechando las condiciones de indefensión, de desigualdad y las relaciones de poder existentes entre víctima y agresor”. 

Vulneración de los derechos de los niños, niñas y adolescentes: Es toda situación de daño, lesión o perjuicio que impide el ejercicio pleno de los derechos de los niños, niñas y adolescentes

Restablecimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes: Es el conjunto de actuaciones administrativas y de otra naturaleza, que se desarrollan para la restauración de su dignidad e integridad como sujetos de derechos, y de su capacidad para disfrutar efectivamente de los derechos que le han sido vulnerados.

ALCANCE DE LOS PROTOCOLOS

El alcance de las medidas de prevencion comprende las acciones y protocolos que el colegio implementa para prevenir, mitigar y evitar en lo posible la propagacion del CIVID-19 u otro similar y/o relacionado.

Las medidas y protocolos no son exclusivos del Colegio, sino que comprenden las acciones que cada miembro de la comunidad realice para protegerse y prevenir su contagio,en bien no solo de si mismo sino de los demas.

Las medidas aisladas no sirven si cada uno de los seres humanos que integran la sociedad y en este caso la Comunidad del Colegio Divino Salvador, no cumplen con las medidas y protocolos exigidos.En este sentido cada uno es responsable de cuidarse y cuidar que los demas cumplan con lo establecido para proteccion de todos.

Por estya razon nuestra comunidad, personal administrativo, docentes, personal de apoyo, los estudiantes, sus padres/acudientes deben acatar, someterse, obligarse, y respetar las medidas y protocolos, no solo en lasw instalaciones del colegio, sino en sus casas, en los transportes y en los sitios de trabajo.

Lo anterior significa que se faculta al colegio para validar, verificar y vigilar su cumplimiento y abstenerse de prestar el servicio educativo y / o suspenderlo asi como cualquier otro contrato y / o relacion en caso de verificarse que la persona no lo cumple.

 

OBLIGATORIEDAD DE PORTAR KIT DE BIOSEGURIDAD

Es de carácter obligatorio el uso del kit de bioseguridad  en los estudiantes, profesores, personal administrativo y de servicios generalesy/o cualquier otra persona desde su casa, y durante el termino en que permanezca en las instalaciones del Colegio Divino Salvador.

El estudiante que no haga uso de este o se reuse hacerlo, debera ser recogido por sus padres de manera inmediata y temdra 1.0 como nota de disciplina para el trimestrre.

Para el demas personal del Colegio se aplicaran los procedimientos sancionatorios.

Es indispensable que los estudiantes esten listos para asistir a las clases, esto quiere decir bañados,vestidos y en un espacio de la casa que brinde tranquilidad, silencio y un ambiente escolar propicio.

Aunque los padres de familia son indispensables en este proceso y su acompsañamiento y guia es esencial, es ideal que los jovenes puedan tener autonomia e independencia en la realizacion de las actividades para asi mostrar realmente resultados sobre el proceso. Los padres no deben intervenir o  participar de las clases.

Los estudiantes no pueden comer ni tomar ningun alimento durante la clase o encuentros.

 

Artículo 125. El DIRECTORIO DEL COLEGIO,

contiene los números telefónicos actualizados de las siguientes entidades y personas:

Policía Nacional, de Infancia y Adolescencia, Inspector de Policía.

Responsable de seguridad de la Secretaría de Gobierno municipal, distrital o departamental, Fiscalía General de la Nación Unidad de Infancia y Adolescencia.

Defensoría y Comisaría de Familia.

ICBF – Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. 

Hospital más cercano. 

Bomberos.

Cruz Roja.

 Defensa Civil.

 Medicina Legal.

 Padres de familia y/o acudientes.

 

© 2021 Colegio Divino Salvador - Bogotá D.C.