Índice de artículos

CAPÍTULO VII

DERECHOS, DEBERES Y GARANTÍAS DE LAS(LOS) ESTUDIANTES.

 

Artículo 79. DERECHOS BÁSICOS O FUNDAMENTALES.

El derecho a la vida es inviolable.

Todos los estudiantes del Colegio Divino Salvador reciben trato respetuoso; tienen los derechos que la Constitución Política y las Leyes de Colombia les confieren; gozan de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ningún tipo de discriminación, siempre y cuando en su ejercicio no perjudiquen los principios filosóficos y religiosos que rige la institución

   3.Todos los estudiantes tienen derecho a que sus padres formen parte de la Comunidad Educativa de la Institución, lo cual opera desde su vinculación a la misma en el acto de matrícula, y lo ejercen corresponsablemente para la integración armónica en comunión y participación.

Ningún estudiante será sometido a agresiones físicas, psicológicas o verbales, por cuanto el colegio promueve y facilita un ambiente de convivencia sincero y dialogante, donde se eviten comportamientos despectivos o intimidadores. 

   5.Todos estudiantes tienen libertad para expresar y difundir sus ideas, pensamientos y opiniones, en forma adecuada y respetuosa, teniendo en cuenta los derechos que tienen las demás personas y los principios del colegio.

    6.Todos estudiantes tienen derecho a presentar solicitudes respetuosas a las autoridades de la Institución y a los educadores, en forma directa o por intermedio de sus delegadas/os en sus diferentes instancias de participación y a obtener resolución de las mismas solicitudes y peticiones.

  El colegio garantiza a todos sus estudiantes, que en sus actuaciones (las citadas en las faltas leves, graves y de especial gravedad) aplicará el debido proceso establecido en el presente Manual de Convivencia y la posibilidad de que acudan a las instancias superiores establecidas, siguiendo el conducto regular. 

     8.Todos estudiantes tienen derecho a la defensa en todos los procedimientos en los cuales puedan                              ser sancionadas(os), debiendo ser escuchadas(os) de acuerdo con el conducto regular establecido por la                     Institución. 

  9.Todos estudiantes tienen derecho a elegir y a ser elegidas(os) en los organismos de participación, previo el cumplimiento de los requisitos establecidos en el Proyecto Educativo Salvatoriano y teniendo en cuenta el respeto, el apoyo y la defensa de los principios y de la filosofía del Colegio.

  10.Todos estudiantes tienen derecho a un ambiente propicio para su desarrollo y educación, tanto en el colegio como en el hogar.

 

Artículo 80: DERECHOS ACADÉMICOS Y SOCIALES

Todos los estudiantes tienen derecho a:

Recibir una educación integral que garantice el desarrollo de la inteligencia, el pensamiento, el cuerpo en forma armónica y saludable y, en general, todas las dimensiones del ser humano.

Recibir una formación religiosa católica dentro de los principios y valores cristianos, fundamentados en el Evangelio.

Asistir y participar en los programas, acciones y actividades que propone el colegio, con excelente presentación personal.

Recibir una educación formativa que les permita participar responsablemente en las actividades propias de la democracia, la paz y las competencias ciudadanas.

Vivir en un ambiente de honestidad y dignidad y a ser educadas (os) en los principios que inspira el Proyecto Educativo Salvatoriano, como personas con alto sentido de espiritualidad y de servicio a la comunidad, agentes de cambio y comprometidas(os) con el mundo que las(os) rodea.

Recibir una orientación y un acompañamiento integral en los procesos académico, convivenciales y espirituales que garanticen su bienestar.

Contar con canales de comunicación los cuales apruebe, dirija y acompañe la institución durante su proceso convivencial y académico.

Conocer el Proyecto Educativo Salvatoriano, los programas académicos que constituyen el Plan de Estudios, las formas de evaluación que aplica el colegio y todas las regulaciones para la vida en la comunidad educativa.

Ser evaluadas(os) en forma continua e integral y a conocer oportunamente los resultados del procesode aprendizaje, los resultados de sus evaluaciones, su registro escolar de valoración, su observador y las recomendaciones que hagan los directivos y los docentes.

Solicitar oportunamente las correcciones en la nota de las evaluaciones o trabajos que consideren no fueron valorados adecuadamente.

Participar en actividades de refuerzo para superar las dificultades presentadas en un área determinada.

Presentar excusas justificadas por sus ausencias y a que se les tengan en cuenta siempre que estén claras y debidamente diligenciadas y firmadas por los padres de familia o por sus acudientes, por los médicos y por las entidades acreditadas para  tal efecto.

Aportar ideas e iniciativas que ayuden al buen funcionamiento de la institución.

Presentar respetuosa y oportunamente los argumentos y pruebas que justifiquen sus actitudes o conductas frente a un llamado de atención o a una falta determinada.

Que les sea expedido el carné estudiantil de acuerdo con las normas del establecimiento, a solicitar y obtener certificados, constancias y diplomas, siempre y cuando, la (el) estudiante y los padres de familia, se encuentren a paz y salvo por todo concepto con el colegio y hayan cancelado los derechos correspondientes

Recibir reconocimientos públicos y estímulos y a que sean valoradas sus actuaciones, en caso de sobresalir en cualquier actividad de las que hacen parte del Proyecto Educativo Salvatoriano y cuando se destaquen en actividades donde estén representando al colegio.

Disponer y a aprovechar de su tiempo libre con su familia y a disfrutar del descanso, de la recreación y del deporte en los tiempos previstos para ello.

Participar y representar a la institución en todas las actividades y eventos programados; sólo podrán ser excluidas(os) cuando su presentación personal, su rendimiento académico o su comportamiento no sean los adecuados.

Ser exonerados de participar en clases que demanden algún tipo de esfuerzo físico, cuando se presenten incapacidades o limitaciones físicas médicamente comprobadas.

Solicitar respetuosamente a los educadores, explicaciones que deben dar dentro de los momentos y espacios adecuados.

Acceder al uso de las dependencias del colegio, destinadas para las actividades propias del servicio educativo y a utilizar adecuadamente las ayudas pedagógicas y demás materiales que se encuentran dispuestos para el mismo, en los horarios establecidos.

Ser orientada (o) permanentemente acerca de los contenidos del presente Manual de Convivencia y a participar en el estudio y revisión del mismo.

 

Artículo 81. DEBERES DE LAS (OS) ESTUDIANTES. 

Los deberes de las(os) estudiantes del Colegio Divino Salvador van a la par con sus responsabilidades y están condicionados por las exigencias morales, sociales, académicas y/o disciplinarias establecidas.

Son deberes:

Conocer, apropiar y aplicar en su vida los principios de la Filosofía Institucional

Conocer, aceptar y dar cumplimiento a lo establecido en el presente Manual de Convivencia.

Conocer y cumplir responsable y satisfactoriamente con el Plan de Estudios del grado que cursa.

Alcanzar las metas formativas de conformidad con las normas legales y las disposiciones del Consejo Académico, establecidas en el sistema de evaluación institucional para la aprobación de las áreas

Participar permanentemente en el proceso de evaluación y auto-evaluación.

Realizar oportunamente las actividades pedagógicas propuestas por los docentes según los parámetros establecidos en clase, para facilitar el logro de las metas.

Entregar en Coordinación de Convivencia la excusa por la inasistencia a clase en los tres primeros días hábiles a partir del reintegro al colegio. Una vez autorizada la excusa, la (el) estudiante debe presentar en la primera clase de cada área los trabajos, tareas, evaluaciones y demás actividades pendientes.

Presentar los materiales necesarios para el desarrollo de las actividades, según las exigencias hechas por el colegio a través de la lista de útiles correspondiente al grado en el cual fue matriculada(o).

Participar en todas las actividades pedagógicas, recreativas, religiosas y deportivas programadas por la Institución.

Mostrar interés permanente por su autoformación, y aceptar de manera positiva las observaciones que se le hacen.

Traer diariamente al colegio la Agenda Salvatoriana y utilizarla como canal de comunicación entre colegio-casa, casa-colegio, dándole el uso adecuado.

Revisar diariamente Agenda Virtual y utilizarlo como canal de comunicación.

Conocer y acatar lo programado en el boletín semanal, las circulares y otros medios de comunicación propios del Colegio.

Adquirir las publicaciones del colegio y utilizarlas como material de aprendizaje.

Mantener una actitud respetuosa en los actos cívicos, religiosos, culturales, sociales y deportivos, a cargo de la institución.

Informar sobre cualquier irregularidad que comprometa el buen nombre y funcionamiento del colegio.

Emplear dentro y fuera de la Institución un lenguaje adecuado y respetuoso absteniéndose de utilizar expresiones vulgares o soeces.

Conocer y   respetar la filosofía de la institución, su nombre y sus insignias.

Ejercer constantemente auto-control del temperamento y responder por todos sus actos.

Ser honrado, veraz, sincero, leal, prudente, colaborador y creador de un buen ambiente.

Acudir al diálogo como medio para solucionar los problemas.

Cuidar y colaborar con el aseo y la buena presentación del salón de clases, laboratorios, salas especializadas, patio, áreas de circulación, canchas, zonas verdes y demás sitios que utilicen, haciendo de este deber un compromiso personal y valor cívil.

Tener en cuenta el reglamento y horario de cada uno de los servicios prestados por el colegio como tienda escolar, fotocopiadora, biblioteca, secretaria, tesorería, transporte, coordinaciones, orientación escolar, rectoría entre otros.

Cumplir con las exigencias de la educacion vrtual activar microfono y camara según requerimiento de los docentes.

Parágrafo: Es deber de los estudiantes no portar sumas de dinero superiores a las que cubran las necesidades diarias; joyas y artículos suntuosos que no hagan parte del uniforme y elementos de estudio o tecnológicos distintos a los solicitados en la lista de útiles. En caso de pérdida, el Colegio no se hace responsable y si se decomisan, sólo se devolverán personalmente a los padres de familia.

 

Artículo 82. AUSENCIAS Y LLEGADAS TARDE AL COLEGIO Y A LAS CLASES.

Consecuente, con el propósito del Colegio de formar para la vida, no se concede permisos para adelantar o postergar vacaciones, ya que en la vida laboral, tampoco podrán hacerlo. En forma general, el Colegio no concede permisos para que sus estudiantes se ausenten de él durante la jornada escolar; se recomienda evitar la asistencia a citas médicas u odontológicas en horas de clase.

Cuando el estudiante falta al colegio, los padres de familia y/o acudiente deben presentar excusa que será revisada, validada y avalada por la respectiva coordinación, ya sea por calamidad doméstica y/o enfermedad, (certificado de la EPS). El estudiante debe presentar autorización física para participar en  eventos deportivos, culturales, académicos, y recibir el  aval de Coordinación, el estudiante debe agendar con los respectivos profesores, el día que se reintegre  la presentación de evaluaciones pendientes generadas en su periodo de ausencia la cuales serán valoradas sobre 5.0, solo si  se presentan en el período acordado. Este numeral excluye las evaluaciones bimestrales acumulativas, que serán tratadas conforme a lo dispuesto en el artículo 147 numeral 2, del presente Manual.

Toda inasistencia debe ser justificada presentando excusa en fisico o atraves de la plataforma dirigida a la            coordinadora de convivencia quien es la encargada de avalarla e informar a los docentes.

La falla o fallas se colocarán con excusa o sin ella y es válida para contravenir la pérdida de año cuando se                completará el 15% de inasistencia de acuerdo al sistema de evaluación institucional.

Si por una urgencia una (un) estudiante requiere retirarse de la institución en horas de clase, debe hacerse             presente el padre o la madre del estudiante, para tramitar la salida y firmar la autorización de salida, no se           permite la salida de un estudiante solo. No se autorizan permisos telefónicos, ni autorizaciones para                     retirarse con otra persona diferente al padre o la madre del estudiante.

Cuando la (el) estudiante llega tarde al colegio, debe presentarse con el padre, la madre de familia y/o el                acudiente, a Coordinación para recibir la autorización que le permita ingresar a clases.

La puntualidad hace parte de la formación para la vida por lo tanto cuando la (el) estudiante acumula tres llegadas tarde al colegio o a la conexión en la virtualidad por período académico, se firma un compromiso           con la (el) estudiante y los padres de familia y/o el acudiente y se inicia el proceso comportamental                     correspondiente.

Cuando la (el) estudiante llegue tarde a clase será registrado en el formato de control diario por la coor dinadora de convivencia.

    7.1 Con la primera llegada tarde se entabla diálogo con el (la) estudiante y se realiza observación en la agenda solicitando las medidas necesarias para evitar la impuntualidad.

    7.2 Con la segunda llegada tarde se realiza registro en el observador y se cita a los acudientes para notificar el incumplimiento.

    7.3 Con la tercera llegada tardeaun en la virtualidad se evalúa en uno la clase que pierde por impuntualidad, y debe desarrollar un proyecto definido por el (la) director(a) de grupo en tiempo extra clase.

    7.4  Si incumple el compromiso, la (el) estudiante será remitida al Comité de Convivencia.

    7.5  Los estudiantes que llevan más de un mes de ausencia, deberán presentarse con sus padres de familia y/o acudiente a Rectoría para definir la situación académica.

 

Parágrafo: La presentación de la excusa solo es válida si esta avalada por la coordinacion respectiva para que los docentes realicen evaluaciones, tareas, trabajos, consultas etc.  En las fechas posteriores a la establecida inicialmente.

 

Artículo 83. NORMAS ESPECIALES

Normas para los estudiantes que se desplazan a pie

   1.Portar el carné asignado por la Institución, tanto para la llegada, como para la salida del colegio.

   2.Al salir de la Institución, deben acatar la orden de salida, realizando ágilmente su desplazamiento durante el tiempo estipulado y utilizando las zonas peatonales.

   3.Las(os) estudiantes deben portar correctamente el uniforme y mantener adecuado comportamiento dentro y fuera de la Institución.

  4.Las(os) estudiantes que no han sido retiradas(os) en el horario establecido por la Institución (2:30p.m.), pasan inmediatamente a la recepción del plantel.

 

Normas para estudiantes que usan el transporte escolar. La utilización del servicio del transporte escolar exige la observancia de las siguientes normas durante los recorridos:

   1.Respetar los horarios, rutas y paraderos asignados, para cuya utilización es indispensable haber cancelado el servicio.

   2.Respetar y acatar las orientaciones de las personas responsables de las rutas y del servicio.

   3.Tener comportamientos acordes con los buenos modales, permanecer bien sentada(o), no hablar en voz alta, no gritar y cuidar el vocabulario que se emplea en los temas de conversación dentro del vehículo.

   4.Mantener el aseo del vehículo, no comer dentro de él y no arrojar basuras a la calle.

Los estudiantes no podrán cambiar de ruta sin previa autorización de la coordinadora de convivencia.

El desacato a cualquiera de los anteriores numerales, conlleva a las sanciones establecidas en el Manual de Convivencia.

 

Normas para grupos deportivos extracurriculares:

Inscripción previa y en el tiempo establecido.

Presentar por escrito el formulario de inscripción, con la cancelación previa del ciclo (4 clases).

La jornada para la práctica o el entrenamiento se programa, en tiempo diferente a la jornada escolar ordinaria, en los días determinados por la institución.

Los padres de familia se responsabilizan de recoger a sus hijos en el lugar indicado.

Adquirir y portar adecuadamente el uniforme establecido.

Mantener buen nivel académico y comportamental dentro y fuera de la institución.

Los costos adicionales de presentaciones fuera del plantel (inscripciones, transporte, entrenamientos), corren por cuenta de los padres de familia de las(os) estudiantes. Dichas presentaciones se anuncian a través de un comunicado oportuno.

El estudiante debe presentarse puntualmente al sitio de encuentro y reportar su asistencia ante la persona encargada.

La inasistencia a las clases extracurriculares no genera ningún tipo de compromiso por parte de las entidades encargadas, a excepción que estas mismas las cancelen.

El incumplimiento injustificado de las anteriores normas, excluye inmediatamente a la (el) estudiante del grupo al cual pertenece.

 

Artículo 84. RÉGIMEN DISCIPLINARIO Y PRINCIPIOS ORIENTADORES EN LA APLICACIÓN DEL MANUAL DE CONVIVENCIA

PRINCIPIOS ORIENTADORES EN LA APLICACIÓN DE PROCESOS DISCIPLINARIOS.

 

Función del proceso disciplinario escolar. Su función es pedagógica, formativa y creadora de parámetros de comportamiento deseables en la convivencia institucional.

Reconocimiento de la dignidad humana. Todo estudiante o miembro de la comunidad educativa que se relacione con el Colegio y le sea atribuida una falta, tiene derecho a ser tratado con el respeto debido a la dignidad inherente al ser.

Buena fe. Siempre debe presumirse la buena fe en la conducta del estudiante, sujeto de acción correctiva o sanción. Cuando se cometa una falta y ésta afecte el normal desarrollo de las actividades, sin que exista causal de justificación, se considerará contraria al Manual de Convivencia.

Como miembro de la comunidad educativa, los estudiantes, sólo serán investigados, sancionados y tratados por comportamientos descritos como falta disciplinaria en el manual vigente al momento de la realización u omisión del hecho reprochado.

Debido proceso. Como miembro de la comunidad educativa, cuando deba ser tratado con lo aquí dispuesto, le serán aplicadas las normas existentes al caso atribuido, ante quien sea competente previamente establecido, observando las formas propias de la Constitución, la Ley y el presente reglamento.

Cuando sea necesario llevar un proceso disciplinario-pedagógico, quedará prohibida toda forma de responsabilidad objetiva, en todo caso las faltas sólo serán sancionables a título de dolo o culpa.

I Todos los estudiantes recibirán la misma protección y trato del Colegio, tendrán los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por su edad, raza, origen nacional o familiar, lengua, opinión política o filosófica, género y religión.

Finalidad del manual y las funciones disciplinarias-pedagógicas. El manual de convivencia garantiza el cumplimiento de los fines y las funciones propuestas por el Colegio en relación con el comportamiento de sus estudiantes cuando con él, lo afecten o pongan en peligro.

Las sanciones disciplinarias. Cumplen esencialmente los fines estrictamente pedagógicos, de prevención y formación en valores o la extinción de comportamientos que contraríen el proceso de aprendizaje propio y ajeno.

Derecho a la defensa. El estudiante que sea objeto de una investigación disciplinaria tiene derecho a conocer la queja y las pruebas que se alleguen a la investigación, a que se practiquen las pruebas que solicite, a ser oído en su versión libre y espontánea, a rendir sus descargos, para lo cual puede estar acompañado de sus padres, acudiente y a interponer el recurso de reposición sobre la decisión.

La sanción disciplinaria debe corresponder a la gravedad de la falta cometida. Al graduar la sanción se deben aplicar los criterios contenidos en este manual.

Motivación. Toda decisión de fondo debe ser motivada. Las sanciones que se impongan deben contener una sustentación desde el querer pedagógico y un fin formativo.

Interpretación del orden interno. En la interpretación y aplicación de la ley disciplinaria, se debe tener en cuenta que la finalidad del proceso es la prevalencia de la justicia, la creación de valores positivos y la formación integral de los estudiantes.

Aplicación de principios e integración normativa. En la aplicación del régimen disciplinario se tendrán en cuenta las normas establecidas para procesos administrativos.

Garantía de la labor educativa. Todo miembro de la comunidad educativa, ejercerá sus derechos, cumplirá sus deberes y respetará las prohibiciones establecidas.

Abuso del derecho. El estudiante que abuse de los derechos, incumpla sus deberes o compromisos e incurra en faltas contra la disciplina o la conducta, se hará acreedor a una acción correctiva o sanción.

  

 Función de la acción correctiva y de la sanción: Tienen función esencialmente pedagógica y formativa

     Protección de derechos e intereses de la comunidad educativa. (Bien común): El ejercicio de los derechos de los estudiantes, de sus padres o acudientes autorizados, supone responsabilidad frente a los derechos de los demás educandos, y de cada uno de los estamentos que componen la comunidad educativa de la institución.

      Participación. Todos los estudiantes y sus padres o acudientes tienen derecho a ser escuchados y solicitar pruebas en el momento de encontrase en un proceso de análisis comportamental.

      Necesidad de la prueba. El proceso debe buscar la verdad de los hechos con pruebas veraces y pertinentes.

           Participación de los padres de familia y/o representantes en los procesos disciplinarios. Al ser el                   proceso disciplinario un seguimiento de carácter administrativo y esencialmente pedagógico y por ende               excluir el carácter penal, la participación de los padres debe ser de carácter formativo no como contrapartes         de la institución educativa, pues ellos son los primeros responsables de la educación de sus hijos.

 Artículo 85. POTESTAD DISCIPLINARIA.

 De conformidad con el literal g del decreto 1861 de 1994, la función disciplinaria en los establecimientos educativos corresponde al RECTOR.

DEBIDO PROCESO.

En toda acción disciplinaria o académica que afecte al estudiante se debe seguir el “debido proceso”. Con respecto a la naturaleza del proceso disciplinario en el ámbito escolar, la Corte consideró lo siguiente:

“las garantías del derecho penal le son aplicables al derecho disciplinario, mutatis mutandi, con ciertas especificidades ya que su aplicación se modula para adecuar el ejercicio del poder disciplinario a la naturaleza y objeto del derecho disciplinario y, especialmente, al interés público y a los principios de moralidad, eficacia, economía y celeridad que informan la función administrativa”. Sentencia 967 de 2007.

La Corte también ha aceptado que en materia disciplinaria la precisión con la que se debe establecer un tipo no exige la rigurosidad del derecho penal por lo que se admite la consagración de tipos abiertos al igual que un margen razonable del fallador disciplinario en el proceso de adecuación típica de las conductas disciplinarias, dejando clara la conducta que se le imputa.

Las instituciones educativas tienen autonomía dentro del marco constitucional y legal, para establecer las reglas que consideren apropiadas para regir las relaciones dentro de la comunidad educativa. Sin embargo, también tienen el mandato de regular dichas relaciones mediante reglas claras sobre el comportamiento que se espera de los miembros de la comunidad educativa.

 

Artículo 86. OBJETIVO DEL DEBIDO PROCESO. 

  1.Garantizar el derecho a la defensa, a un proceso público para el estudiante, a presentar pruebas y a controvertir las que se alleguen en su contra, a agotar los recursos procesales consagrados y a no ser sancionados dos veces por el mismo hecho. Teniendo en cuenta el Artículo 29 de la Constitución Política de Colombia y los señalados en el manual, EL COLEGIO reconoce el derecho a un debido proceso para lo cual se deberá:

  2.Escuchar las diferentes versiones del hecho sobre personas implicadas, intencionalidad, momento y lugar.

  3.Dar la oportunidad de conocer las pruebas y controvertirlas.

 4.Evaluar y valorar la(s) falta(s), según el presente reglamento o manual de convivencia. Ver capitulo VIII acciones que afectan la convivencia.

  5.Evaluar, recomendar y establecer las correspondientes estrategias pedagógicas y/o sanciones.

 

En todos los casos, en la decisión de tomar acciones correctivas o sancionar a un estudiante, se tendrá en cuenta los “principios orientadores en la aplicación del manual de convivencia”.

 

Artículo 87. DEBIDO PROCESO EN EL COLEGIO DIVINO SALVADOR.

   1.Queja o conocimiento de oficio. La actuación disciplinaria se inicia por la ocurrencia de unos hechos que no se corresponden con las disposiciones de este manual de convivencia. Procede por una queja formulada por cualquier miembro de la comunidad educativa la cual será debidamente formulada y recibida: cierta, veraz, material, concreta y oportuna; o de oficio cuando los hechos son conocidos directamente por un funcionario de la institución, quien levantará un informe debidamente sustentado, concreto y suscrito por él.

 2.Indagación preliminar. Tiene como finalidad verificar la ocurrencia de los hechos y las personas intervinientes en ellos a quienes puede solicitarse rendir su versión libre y espontánea, para establecer un cierto grado de certeza sobre las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que se desarrollaron los hechos.

    Si la falta es considerada leve se hace una reflexión y un compromiso con el estudiante y se consigna en el   proceso formativo, observador del estudiante. Si la falta es leve reiterativa, considerada grave o gravísima,          el coordinador respectivo, efectuará la indagación preliminar y comunicará al rector la procedencia de                  apertura del disciplinario.

 

Apertura del proceso disciplinario. Si de la averiguación preliminar se concluye que efectivamente se está en presencia de una o varias faltas graves o gravísimas que contravienen las normas del Manual de Convivencia, se procede a iniciar el disciplinario mediante comunicación dirigida a los padres de familia y/o acudientes y al estudiante solicitando la presentación de sus descargos y dando la oportunidad de que aporte las pruebas que estime conducentes. La apertura del disciplinario la ordena el rector en ejercicio de su potestad disciplinaria.

 

Participación de los progenitores. Los progenitores podrán participar en el disciplinario de manera verbal o por escrito, sin embargo su participación será estrictamente para salvaguardar la protección de los derechos de su hijo, no como contraparte de la institución y menos aún para  tratar de evitar la aplicación de las estrategias formativas y/o sanciones, ya que éstas constituyen una herramienta de aprendizaje para el estudiante que confirman el carácter esencialmente pedagógico de los procesos disciplinarios, el cual pretende que  el estudiante al reconocer sus faltas  y la asunción de responsabilidades, aprenda a modular sus comportamientos a futuro, permitiéndole desenvolverse en armonía con su entorno social.

 

Descargos. En la misma reunión en la que se notifique la apertura del disciplinario o al siguiente día, el estudiante deberá presentar sus descargos por escrito los cuales deberá hacer de manera personal y sin faltar a la verdad.

 

    6.Pruebas. Las pruebas deben ser reales, físicamente posibles, pertinentes, conducentes y ante todo oportunas. Entre los medios de prueba se pueden aportar testimoniales, documentales, periciales, representativos y todos los que la ley procesal civil colombiana admite.

 

Estudio del caso por parte de la Comisión de Convivencia. Los miembros de la Comisión de Convivencia analizarán el caso verificando la infracción a las faltas, la responsabilidad del estudiante o estudiantes y recomendarán las estrategias formativas y/o sanciones de acuerdo a lo consignado en el presente Manual. Luego de garantizar el derecho a la defensa, la Comisión deliberará, decidirá, levantará acta de la reunión y comunicará a través de un acuerdo motivado y congruente.

 

Resolución Rectoral. La decisión final la tomará el rector mediante resolución motivada y la notificará a los padres de familia y/o acudientes y al estudiante.

 

Recurso. Contra la Resolución Rectoral que notifique la decisión, procederá el recurso de Reposición.

 10.Suspensión del proceso. Si los hechos acontecen finalizando el periodo escolar o aportas de los periodos legales establecidos para vacaciones escolares, se suspende el proceso y los términos en caso de recursos y se iniciará o continuará el proceso al reanudarse las actividades escolares.

 

Artículo 88. CONDUCTO REGULAR Y GARANTÍAS

 

El conducto regular se define como las instancias y procedimientos organizados para facilitar y garantizar la solución de inquietudes, reclamos y conflictos, con el fin de favorecer la sana convivencia y el logro de los objetivos institucionales. Por lo tanto, se establece el siguiente conducto regular:

 

CONDUCTO REGULAR EN ASUNTOS DE CARÁCTER ACADEMICO. En el momento de hacer cualquier tipo de reclamo, o solicitud en la solución de una situación o inconformidad académica la (el) estudiante debe respetar en su orden, el siguiente conducto regular:

 

  1.Diálogo entre el profesor(a) y la (el) estudiante involucrados en la situación académica que originó el reclamo hecho a más tardar al día siguiente de presentado el incidente, con el fin de aclarar sobre la situación de inconformidad presentada. Solicitud que debe resolverse en un término no mayor a dos días, después de presentado.

Si no hay acuerdo en la primera instancia, el estudiante y/o el docente deben remitirse al jefe de área, para darle a conocer la situación problema, en un término no mayor al día siguiente. En esta instancia se debe informar al director de grupo, coordinadora del nivel, y la Rectora, quienes no intervendrán directamente pero estarán atentas a la solución de la misma. Debe ser resuelto en un término de 3 días

Si no se concreta una solución, el jefe de área, o el estudiante, Solicitan la intervención del coordinador respectivo.

    4.El estudiante o la instancia anterior, solicita a la Rectora su intervención Si la Rectora lo estima conveniente traslada el caso Comité de Convivencia, Consejo Académico según la naturaleza de la situación, O Consejo Directivo para su análisis y solución.

    5.Del Consejo Académico, quien estudiará el caso en la siguiente reunión programada, después de presentada la solicitud. Si el caso lo amerita, la Rectora convoca a reunión extraordinaria.

  6.La Rectora, después de hacer los controles respectivos y el análisis del caso, toma la decisión correspondiente e informa a la familia mediante resolución Rectoral.

 

Parágrafo 1: El procedimiento a seguir y las decisiones que se tomen respecto a los estudiantes están sustentadas en el presente Manual de Convivencia, de la Institución previamente conocido.

Parágrafo 2: Una estudiante debe seguir el conducto regular, pero puede acudir a la instancia que lo desee en cualquier etapa del proceso.

Parágrafo 3: El procedimiento a seguir y las decisiones que se tomen respecto a los docentes están sustentadas en el Código Sustantivo del Trabajo, el Manual de funciones y en el reglamento interno de la Institución previamente conocidos por los docentes.

 

Artículo 89. ENTRE LOS ESTUDIANTES.

 

Cuando se presenten problemas y/o conflictos entre los estudiantes, se agotan los siguientes recursos:

1.Reflexión entre los estudiantes y el respectivo docente, solucionando el impase.

2.Conversación y reflexión con el Director de Grupo y búsqueda de soluciones.

3.Conversación y reflexión con el Coordinador respectivo y búsqueda de soluciones.

4.Si después de haber presentado la situación ante la coordinación competente aún persiste el problema, se solicitará la intervención del Comité de Convivencia o Consejo Académico según la naturaleza de la situación.

5.Conversación y reflexión con la Rectora del colegio y toma de decisiones de su parte.

 

Parágrafo: El procedimiento a seguir y las decisiones que se tomen están sustentadas en el presente Manual de Convivencia, de la Institución previamente conocidos por los estudiantes.

 

Artículo 90. ENTRE DOCENTES Y PADRES DE FAMILIA.

 

Cuando se presentan problemas y conflictos con padres de familia, se tiene en cuenta el siguiente proceso:

 

1.Diálogo entre el padre de familia y el profesor(a) implicado para la búsqueda de soluciones.

2.Diálogo entre el padre de familia y el Director(a) de Grupo.

3.Diálogo entre el padre de familia implicado y el Coordinador (a) respectivo para la búsqueda de soluciones.

4.Diálogo entre el padre de familia implicado y la Rectora para la búsqueda de soluciones.

 

© 2021 Colegio Divino Salvador - Bogotá D.C.